91 613 47 62 | 656 191 742 info@fyossalud.es
RADIOFRECUENCIA
La radiofrecuencia o tecarterapia, es un tratamiento de diatermia. Tendremos que sumar los efectos que origina la propia corriente dentro de nuestro cuerpo y los efectos térmicos que produce el paso de la corriente por nuestro organismo.

Se da un calentamiento local de los tejidos, de forma no invasiva, a través de una corriente de alta frecuencia. Su uso en medicina actualmente está muy ligado a la fisioterapia por sus beneficios tanto superficiales en la piel y la fascia; como profundos en el tendón, el músculo, el hueso y las articulaciones.

Su aplicación genera una vasodilatación, lo que produce un aumento de la circulación sanguínea. Esto favorece la llegada, a la zona de la lesión, de oxígeno, nutrientes y sustancias antinflamatorias, y contribuye a la eliminación del exceso de toxinas, grasas y exceso de líquido, reactivando el drenaje linfático. Gracias a esto conseguiremos una disminución del dolor y mejorar la calidad del tejido dañado.

Es una parte fundamental para el trabajo de cicatrices, tanto a nivel superficial (parte estética) como a nivel más interno, siendo fundamental en postoperatorios para evitar las temidas adherencias. Con altas potencias podremos romper esa fibrosis que nos ayudará a “deshacer” esas adherencias y permitir una cicatriz móvil y libre.

TU BIENESTAR, NUESTRA ÚNICA PREOCUPACIÓN
Su mayor potencial será en el campo de la fisioestética o la fisioterapia dermatofuncional. La radiofrecuencia estimula la producción de colágeno y elastina, lo que permitirá tener un tejido más firme y elástico. En el campo de la estética tiene múltiples aplicaciones, lo usamos para trabajar la flacidez y conseguir un efecto reafirmante (tanto a nivel facial como a nivel corporal), además como hay un aumento del metabolismo y un efecto fibrinolítico podremos utilizarlo como tratamiento reductor, siendo ideal para combatir la temida celulitis y esos cúmulos de grasa localizada.

Debemos tener en cuenta que, aunque existen muy pocas, hay algunas contraindicaciones. Embarazo, marcapasos cardiacos o desfibriladores, procesos oncológicos activos, patologías que impliquen alteración de la sensibilidad y cardiopatías graves (tromboembolismos, arritmias,…).

Por lo general, la diatermia es una terapia, que va a resultar muy agradable para el paciente, si trabajamos de forma combinada con otras técnicas de fisioterapia conseguiremos disminuir los tiempos de recuperación. Además, gracias a ese potente efecto analgésico, tolerará mejor el uso de esas otras técnicas. Los resultados se notan en el momento, saliendo de la sesión con una gran sensación de bienestar.

Abrir chat